viernes, 2 de octubre de 2009

LO QUE CANTAMOS PARA DIOS

Cada día surgen mas canciones que se dicen ser alabanzas para Dios, y eso esta bien que tras un nuevo día haya una nueva canción para El, porque El es digno de toda gloria, todo honor y toda alabanza. Si hay alguien digno de todo lo bueno y bonito que pueda nacer sinceramente de nuestro corazón es nuestro Dios, el Señor Jesucristo.

"Un pueblo he creado para mi, mis alabanzas publicará" fue la voz de Dios en el tiempo antigüo, y su Iglesia, fiel a su Palabra, día a día proclama las canciones de la nueva vida en Cristo. Nuestra alabanza para El brota en agradecimiento por todo lo recibido de su mano, en reconocimiento de su señorío, su poder y su gracia en general.

Pero entre las muchas canciones que se llaman cristianas, ¿son todas alabanzas para Jesucristo, nuestro Salvador?. Algunas ni siquiera contienen la palabra Dios. Otras, una que otra vez, mencionan la palabra Señor. ¿Es esto suficiente en reconocimiento a Quien ha hecho la mas grande obra por nosotros?.

Algunos cantantes de hoy llenan grandes escenarios, pero sus canciones carecen de contenido profundo de la obra de Dios, su Palabra y las sanas costumbres del pueblo de Dios. Antes que asegurar un ambiente propicio para una real manifestación del Espíritu Santo, parece que aseguran otras cosas, no propiamente partes componentes de un culto a Dios.

La Palabra de Dios enseña a "proclamar", "exaltar", "engrandecer" el nombre de Jehová. Cantemos canciones que sin miedo contengan no solo las palabras "Dios" y "Señor", sino el nombre de nuestro Señor y Dios: JESUCRISTO.

No nos avergoncemos de publicar el nombre de Dios. Jesucristo es el Unico Dios, santo y sublime; grande y poderoso. A El sea nuestra alabanza.

Le invito a participar en la encuesta sobre este tema

RESUMEN DE ENTRADAS

ESCRIBANOS

ajesucristo@gmail.com
editamos@hotmail.com

SEGUIDORES